Posts Tagged ‘exodo rural’

A merced de la naturaleza


2013
06.28

Y es que cuando crees que está todo controlado y dominado viene doña naturaleza y te vuelve a poner en tu sitio. No está demás dedicar algo de tiempo diario a ubicarnos en nuestro caminar. Cuando contamos aquí y allá cómo nos va en nuestra experiencia exo-urbana  (si se me permite decir), por lo general la tendencia es hablar de lo bueno y lo bonito, si bien es cierto que no todo es bueno o bonito…… ¿o si?…. igual depende de cómo lo veamos, del estado de ánimo, de la perspectiva o prisma de visión, o de lo controlado que creamos que lo tenemos todo, yo diría que depende de la posición desde la que nos veamos con respecto al mundo. Si me preguntan hoy les diré que todo va estupendamente, si me preguntan ayer les diré que todo es una mierda porque es como si todo lo construido se derrumbara en un instante… por lo que está claro que debe ser algo subjetivo.

Ayer por ejemplo, después de muchas horas de trabajo y esfuerzo en la huerta y en las tierras nos vino una helada nocturna ……… ¿¿¡¡qué!!?? ¿¿una helada casi en julio??… sí, increíble pero cierto, sin ton ni son vino y, lo que ya era una temporada de huerta debilitada por el retraso de la primavera, se convierte en una muy poco esperanzadora cosecha, y te quedas con cara de bobo, sin más.

así que me quedo

así que me quedo

Si no es una helada, es el zorro que se come tus gallinas, las gallinas que se comen tu huerto, la jineta que se come tus conejos, los conejos que se comen tus flores, el águila que se come tus pollitos, la plaga que acaba con tus patatas, la administración que viene a ponerte trabas, la chimenea que decide no funcionar en un día frío de invierno, el camión de la leña que no llega, el agua cortada sin previo aviso, etc, etc. Como dicen, donde fueres haz lo que vieres…pues bien lo que me llama la atención es la parsimonia de mis vecinos (paisanos longevos) ante estos imprevistos, su manera de gestionarlo, y es que son muy conscientes de su posición frente al mundo, de lo que realmente depende de ellos y de lo que no, adoptando una posición conformista y resolutiva a la vez. Es como si según vas consiguiendo cosas y logros vas subiendo en un globo (la cosa va muy bien, parece que está todo controlado) hasta que un buen día el globo se pincha por la razón que sea y vuelves a besar el suelo. Opción 1: aprender a controlar el globo para que no suba, Opción 2: desarrollar la capacidad de readaptación y reconstrucción.

Mucho que aprender.

Cuando voy a Madrid veo muchos globos y muy altos, incluso veo estaciones aéreas donde el globo se para antes de caer al verdadero suelo en caso de pinchazo. Me veo cada vez más desfasado en cuanto a modas sociales, reglas y protocolos de masa, pero más cerca de las raíces que nos unen al suelo, solo por esto…. sí, nos va muy bien.

 

Me voy al campo a vivir


2012
10.09

Con los tiempos que corren, mucha gente se plantea la alternativa de irse a vivir al campo, tal y como están las cosas en las grandes ciudades, un retorno al área rural es cuanto menos valorable. Creo que la vida en el pueblo está rodeada de tópicos estancados en la visión que nos han traspasado principalmente nuestros amigos los medios de comunicación: incómoda, dura, solitaria, desagradecida…. Cuando pregunto a mi padre por qué dejaron el pueblo, la respuesta es clara: “nos vendieron la comodidad de la ciudad, horarios, sueldo fijo..”, “veíamos al primo que se fue a Madrid con sus riquezas y sus ganancias y uno también lo prefería”. Coincidió curiosamente con la aparición de la radio y la televisión, ventanas a un mundo avanzado y de progreso…. (siempre discutible) del que todos querían formar parte. Lo malo del tinglado, es que hacían pensar que en el pueblo no había ningún futuro. El resultado fue el éxodo rural, pasando a un modelo agrícola industrial que prescindía de la mano de obra, ingredientes perfectos para dejar el campo vacío. Pues bien, como en esta vida son todo ciclos ahora nos va a venir doblada, las grandes urbes saturadas sin trabajo, y el campo vacío y pidiendo a gritos gente para repoblar y trabajar… bienvenido éxodo urbano.

Lo primero que hay que hacer es desmontar los mitos de que el pueblo es incómodo, solitario y duro. Internet, nuevas tecnologías, buenas infraestructuras y nuevas oportunidades van a ser nuestras amigas. El miedo, nuestro peor enemigo, siempre nos va a levantar falsos muros infranqueables en nuestro camino, asi que no le hagáis mucho caso.

Cada vez son más iniciativas las que promueven una vuelta al pueblo, muy interesante el artículo de Gamusino en su blog, que habla precisamente de este tema y como siempre va a ser un referente para el que quiera lanzarse:

Además, ha tenido una gran iniciativa para montar una asociación de todos aquellos desterrados de las urbes en búsqueda de una vida mejor y más humana. Anímense: