Look Simba

2012
07.12

http://www.youtube.com/watch?v=b5ysozbuPuI&feature=watch_response

-Simba, todo cuanto ves se mantiene unido en un delicado equilibrio, como rey debes entender ese equilibrio y respetar a todas las criaturas, desde la pequeña hormiga, hasta el veloz antílope
-¿Pero no comemos antílopes?
– Sí, Simba verás te explicaré al morir nuestros cuerpos alimentan la hierba y los antílopes se comen la hierba y así todos estamos conectados en el GRAN CICLO DE LA VIDA.

Así que llegó la hora de Pico:

Pico se despide

No ha sido fácil ni tampoco divertido, la idea de que no deja de ser un estupendo pollo que ha vivido feliz y un poco de hambre han sido de gran ayuda para continuar con el ciclo vital…

pico-caput

pico-caput

pico en pepitoria

pico en pepitoria

Receta:
http://www.lacocinademicasa.net/2011/09/pollo-en-pepitoria-paso-paso.html
Bon appetit!

PD. Puede parecer frío, descorazonado e includo “gore”, pero cuando vamos al supermercado no nos preocupamos de cómo ha vivido el pollo que compramos. La línea de refrigerados representa la separación con el mundo animal del que nos alimentamos y rompe el enlace de un ciclo perdido y al que nuestros padres y abuelos estaban tan acostumbrados.

Un comentario en “Look Simba”

  1. Carlos dice:

    Lo que me distingue del pollo es que yo tengo Inteligencia (cuyo fin máximo es alcanzar SABIDURIA) y Voluntad (cuyo fin máximo es alcanzar AMOR por los demás hombres).

    Nuestro Pico no era ni de lejos, capaz de ninguna de las dos cosas. Se movía por INSTINTO (incluso cuando el cobarde me atacó por la espalda) que es un conocimiento mayor que el vegetal, pero que no alcanza la línea de las dos potencias del hombre: Inteligencia y Voluntad.

    Así que creo que un pollo no puede ser feliz ni infeliz (aunque suena bonito). Y creo que nosotros (hombres y mujeres) no somos pollos, ni un tipo de cucaracha o de mono. Somos “otra cosa” que además “tienes” que descubrir tú y nadie más que tú.

    Muchos planteamientos (o filosofías) tratan de bajar al hombre a la misma altura que los animales, y de este modo justificar acciones: “No pude vencer a mis instintos, a mi ira, a mi pasión”, “La raza debe prevalecer al individuo”, “Ojo por ojo, diente por diente”, “Este es mi territorio”…

    Lo siento: por mucho que uno diga “Soy un pez”, uno no ELIGE qué sea.

Tu respuesta

Debes estar logado para escribir un comentario.