Nuestro espacio vital

2012
02.20

Y no me refiero al espacio que necesitamos para habitar, sino el espacio que necesitamos para comer, es decir, cuanta tierra se necesita para cultivar/generar lo que comemos y por tanto es tierra que consumimos. Lo que se denomina la huella del uso de tierra. ¿Pagamos lo justo por ello? ¿Es viable? En este clarificador y estupendo artículo de Gustavo Duch (¡cuidado! es nocivo para las conciencias dormidas) :

http://gustavoduch.wordpress.com/2012/02/20/la-voracidad-europea/

Se plantean cuestiones que deberían inquietarnos cuanto menos, y ojalá, sirvan para replantear nuestro modus vivendi consumidor.

Es pura matemática:

– la tierra tiene X hectáreas cultivables,
– somos Y habitantes en el planeta
– cada habitante utiliza de media una parte Z de X para comer

Puesto que X es fija (salvo nuevos disparates naturales), si aumenta Y decrece Z por lo que pasaríamos hambre y si aumenta Z decrece Y por lo que algunos moriríamos (¿adivináis a quién le tocaría?)

Solución: especular con X para que los que más dinero tienen se aseguren su Z

Más sobre la huella del uso de tierra en este PDF de tierra.org

Tags: , ,

Tu respuesta

Debes estar logado para escribir un comentario.